CHILPANCINGO, Gro., 11 de diciembre de 2013.- Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa se manifestaron frente a Casa Guerrero para exigir justicia por el asesinato de dos compañeros durante el desalojo a la Autopista del Sol, el 12 de diciembre de 2011.

En la entrada principal a la residencia oficial del gobernador, los estudiantes colocaron ocho ataúdes negros con cruces rojas y letras amarillas en los que se leían los nombres de Juventina Villa, Arturo Hernández Cardona, Gabriel Echeverría de Jesús, Jorge Herrera Pino, Rocío Mesino, Ana Lilia Gatica y Luis Olivares, dirigentes de organizaciones y luchadores sociales asesinados durante el periodo del gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El séptimo ataúd tenía un signo de interrogación, una duda sobre quien será la próxima víctima del actual gobierno estatal.

Los estudiantes lanzaron consignas, reivindicaron su exigencia de justicia y después de unos momentos se retiraron de manera pacífica.