CHILPANCINGO, Gro., 25 de noviembre de 2013. Ante el incremento de las enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados en las comunidades indígenas de Guerrero, la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser) exigió al gobierno del estado el implemento de programas sobre educación sexual y salud reproductiva.

En rueda de prensa, detallaron que en Guerrero hay una necesidad de métodos anticonceptivos del 17.5 por ciento, situación que se vuelve más crítica en las zonas rurales, exhortaron a las autoridades a asegurar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, de calidad, equitativo, confidencial, libre de estigma y discriminación y con pertenencia cultural.

Los activistas de Ddeser lamentaron que ante la falta de educación sexual y abasto de anticonceptivos de barrera, hay un repunte de sífilis en las comunidades indígenas y rurales.