CHILPANCINGO, Gro., a 28 de marzo de 2014.- A pesar del reforzamiento de la seguridad en la capital con la implementación del Operativo Conjunto, entre las policías Federal y Estatal, se registró un incremento en el número de asaltos a mano armada a negocios y transeúntes.

Tan sólo en esta semana, se registraron 16 asaltos en la zona centro de la ciudad, de acuerdo a un recuento de casos documentados.

Refuerzan la seguridad en el Centro

Ante la ola de robos y asaltos a mano armada, este jueves se reforzó la presencia de elementos de la Policía Estatal en el Zócalo de Chilpancingo.
Durante un recorrido por el lugar se constató la presencia de al menos medio centenar de policías, que armados únicamente con toletes, recorren el primer cuadro de la ciudad.

Sin embargo, sólo se detectó presencia policiaca sobre el Zócalo y jardín central, no así en la periferia del primer cuadro, donde se ubican la mayoría de los negocios y se localiza la zona en la que se registran asaltos desde las últimas dos semanas.

El auge de los robos

El repunte de robos y saltos en el centro de la ciudad inició el 11 de marzo, una semana después de que el Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb puso en marcha el Operativo Conjunto Todos por Chilpancingo, en el que participan unos 800 elementos de las Policías Federal y Estatal.

La estrategia tiene por objetivo garantizar la seguridad en Chilpancingo, mientras la Policía Preventiva se encuentra “desactivada”, hasta que sus elementos se capaciten y certifiquen.

Antes de que el gobierno federal desactivara la Policía Preventiva de Chilpancingo, los asaltos se mantuvieron a raya gracias al Grupo Camaleón.

Este grupo consistía en 11 policías preventivos y un comandante que, vestidos de civiles, mantenían presencia permanente en el primer cuadro de la ciudad y actuaban en caso de detectar algún acto delictivo.

El Grupo Camaleón inició en 2012, como parte de la estrategia de seguridad que implementó Mario Moreno Arcos con su llegada a la presidencia municipal.

Con la desactivación de la Policía Preventiva, también dejó de operar este grupo táctico.

El Operativo Conjunto entre las Policías Federal y Estatal no logró la eficacia del Grupo Camaleón y desde el 11 de marzo se registró un incremento en robos y asaltos en el centro de la ciudad. Ese día se registró un robo a Farmacias Similares, ubicado entre las calles Allende y Zaragoza, para el 15 de marzo se documentó un robo al Farmapronto entre las calles Altamirano y Allende, en tanto que el 17 de marzo se registró un asalto a la Farmacia del Ahorro que se localiza entre las calles Juan R. Leyva y Zaragoza.

Lunes, 7 asaltos

El lunes 24 de marzo ocurrieron cinco asaltos, justo el día en que Roberto Rafael Campa Cifrián, titular de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana visitó la capital para inaugurar obras destinadas a la Prevención del Delito.

La semana inició con un asalto a CompuCity a las 16:30 horas, perpetuado por tres hombres que portaban armas de fuego.

Antes de las 18:00 horas de ese mismo día, se registró otro asalto a mano armada en una tienda de regalos y novedades, ubicada en la calle 5 de mayo, entre Hidalgo y Corregidora

En ambos asaltos se reportó la participación de un Tsuru blanco en el que se movían al menos tres hombres armados.

Entre las 16:00 y las 18:00 horas, tres personas fueron asaltadas a mano armada al salir de diferentes cajeros automáticos, ubicados en el Zócalo de la capital.Las tres víctimas solicitaron apoyo policiaco pero no encontraron a ningún elemento, a pesar de ser la zona con mayor resguardo.

Algunos testigos relataron que las víctimas recorrieron el Zócalo en busca de algún policía, pero al no encontrar ninguno, recurrieron al personal de vigilancia del ayuntamiento.

En lugar de recibir ayuda, los guardias les recordaron que todos los elementos de la Policía Preventiva están deshabilitados, por lo que les sugirieron que llamarán al número de emergencias 066.

Las tres víctimas de asalto llamaron para solicitar apoyo, pero la policía nunca llegó en ninguno de los casos.

El mismo lunes 24 de marzo se registró un asalto a mano armada en la tienda Dulcerama, en la calle Ignacio Ramírez esquina con Bravo y en la dulcería La Colmena, en la Colonia del PRI.

En total, sumaron siete asaltos a mano armada en el transcurso de la jornada.

Martes, 2 asaltos

El martes 25 de marzo se documentaron dos asaltos en el primer cuadro de la ciudad. El primero ocurrió a una tienda Telcel ubicada junto a Plaza Guerrero, sobre la calle Morelos esquina con Juan Ruiz de Alarcón, con la participaron tres hombres que amedrentaron a sus víctimas con armas de fuego; el segundo, se registró sobre la avenida Juan R. Leyva esquina con Zaragoza, frente a la Fonda Chilpancingo, y en este, un hombre arrebató una laptop a una persona que caminaba sobre la banqueta; tampoco había presencia policiaca.

Miércoles, 6 asaltos

El miércoles 26 de marzo se registró un nuevo repunte en la actividad delictiva, al documentarse seis asaltos en una hora.

Alrededor de las 19:00 horas, tres hombres armados se presentaron en el pasaje comercial Juan R. Leyva, donde recorrieron los puestos de compra-venta de oro y exigieron “pago de cuota”. Los dueños de los cinco puestos se vieron obligados a entregar dinero a los extorsionadores, que inmediatamente se dieron a la fuga.

Minutos después, el mismo grupo de hombres armados asaltó la tienda El Súper, que se ubica frente al edificio Juan N. Álcarez, sobre la calle 16 de septiembre, casi esquina con 5 de mayo. Los delincuentes se llevaron 10 mil pesos en efectivo, un teléfono Blackberry y tarjetas de crédito a nombre de Adriana Vélez, dueña del negocio. Durante el asalto amenazaron con armas de fuego a las empleadas del negocio.

Los asaltantes, al parecer, tienen entre 20 y 25 años de edad, dos son de complexión media y uno de ellos es obeso; los tres utilizaban mariconera, playera tipo polo y gorra.

Jueves, un asalto

Este jueves 27 de marzo se registró solamente un asalto, pero ocurrió al interior de un edificio público.

Alrededor de las 15:00 horas, un hombre de aproximadamente 20 años ingresó a las instalaciones del Instituto Guerrerense para la Atención Integral de las Personas Adultas Mayores (Igatipam), ubicado en la calle Ignacio Zaragoza, colonia Centro. Aparentemente bajo los efectos de alguna droga, un joven llegó hasta el área en que se ofrecen clases de computación a los adultos mayores, donde le arrebató el bolso de mano a una señora de 67 años; el monto del robo ascendió a mil 160 pesos producto de su pensión como maestra jubilada, dos tarjetas de crédito, las llaves de su casa y de su vehículo, así como dos identificaciones oficiales.