LAREDO, Tx., 19 de diciembre de 2013.- El número de deportaciones ha bajado en los últimos diez años, manifestó el cónsul de México en Laredo, Texas, Miguel Ángel Isidro Rodríguez, además dijo que esperan terminar el año con un total de 400 mil deportaciones.

“Si usted ve la cifra de la cantidad de paisanos que deportaban las autoridades migratorias de Estados Unidos hace 10 años y las que se reportan ahora, la cifra es considerablemente menor. Ahorita se deporta un tercio del número de paisanos que se deportaban hace 10 años”.

Alegó el cónsul que esta cifra ha ido a la baja en los últimos años, pues hace una década eran deportados un millón y medio de paisanos, y para este fin de año esperan sea un estimado de 400 mil.

“Estamos hablando de que este año va a haber alrededor de 400 mil deportaciones en todo el año, contra millón y medio que se llevaban a cabo hace 10 años”.

A través del consulado han apoyado económicamente a los ciudadanos de escasos recursos que necesiten realizar algún trámite, sin embargo Isidro Rodríguez instó a que los mexicanos piensen hasta dos veces si desean viajar a Estados Unidos siguiendo el “sueño americano” ya que es una decisión que tiene repercusiones para mucha gente.

“Yo entiendo la necesidad que tiene mucha gente de venir a Estados Unidos a buscar un mejor horizonte para su vida personal, pero dado los problemas que enfrentamos todos los días en el consulado y las repercusiones que tiene esta decisión para mucha gente, yo les pediría que lo piensen dos veces. Lamentablemente el cruce indocumentado no es una cosa de juego. Mucha gente pierde la vida en ello, vemos las consecuencias en el consulado cuando tenemos que intervenir por un paisano que falleció, que perdió la vida en este intento de cruce. Que lo piensen dos veces, las condiciones ahora son más difíciles”.

Por último destacó que ha bajado el número de paisanos que tratan de migrar de manera indocumentada, caso contrario sucede con centroamericanos que buscan cruzar a Estados Unidos, especialmente de Guatemala, Honduras y El Salvador.