CHILPANCINGO, Gro., 22 de noviembre de 2013.- La Secretaría de Agricultura fortalece las acciones para reducir el riesgo de aparición y dispersión de enfermedades entre peces y crustáceos en las Unidades de Producción Acuícola que operan en Guerrero, en respuesta a los daños provocados por los fenómenos meteorológicos Manuel e Ingrid en septiembre.

La dependencia estableció  mediante un convenio acciones contraepidémicas para la desinfección de infraestructura, así como el análisis y diagnóstico de enfermedades y calidad de agua en 86 granjas acuícolas: 48 en la zona de Costa Grande y 38 en las regiones de Acapulco y la Costa Chica.

El delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Carlos Hernández Sánchez, explicó que en el acuerdo colaboran el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y el Comité de Sanidad Acuícola de la entidad, constituido por productores como órgano auxiliar de la institución federal en materia de sanidad de las especies acuáticas.

Informó que, en ese contexto y con base en el resultado de la evaluación del grado de afectación en las granjas acuícolas, se determinaron las medidas sanitarias a aplicar en cada una de ellas. Como acciones complementarias destacan la programación de sesiones de capacitación, asistencia técnica y mecanismos de bioseguridad, así como la gestión de presupuestos gubernamentales para su aplicación en ejercicios subsecuentes, con el fin de lograr condiciones óptimas para el inicio de nuevos ciclos de producción.