CHILPANCINGO, Gro., 30 de junio de 2014.- Madres de familia de Zihuatanejo convocaron a una manifestación de luto, por los casos de violencia y abuso infantil registrados en este municipio en el último mes.

A través de las redes sociales, las madres de familia organizaron una movilización para exigir que se detenga la violencia contra los niños.

El detonante de esta marcha fue el asesinato de Eleidy Yuritzi Carmona, en la colonia Vicente Guerrero, una de las más inseguras de Zihuatanejo.

La niña salió de su casa el jueves 26 de junio, con dirección a la escuela primaria Vicente Guerrero, donde cursaba el quinto grado.

La menor ya no regresó a su casa y al día siguiente, el 27 de junio, se encontró su cuerpo con huellas de abuso sexual.

La coordinadora regional de la Cruzada Contra el Hambre, Graciela González Carlini, lamentó el hecho a través de su cuenta de Facebook.

La funcionaria aprovechó la red social para promover una manifestación, que tiene por objetivo exigir que se detenga la violencia contra los niños.

“Hace dos días en nuestro puerto, en la colonia Vicente Guerrero, mataron a una niña de 10 años, se llamaba Eleidy Yuritzi Carmona. Hace un mes Juan Pablo fue violentado y hoy está luchando por su vida. ¿Cuántos niños más?, ¿cuánto más vamos a callar?”, publicó en su cuenta de Facebook.

González Carlini convocó a los padres de familia a concentrarse en la Plaza Kioto, el martes 1 de julio a las 18:00 horas.

Pidió que los participantes vistan de negro y utilicen un listón naranja, en señal de luto por el asesinato de la menor.

“¿Que pasaría, que sentirías si Eleydi o Juan Pablo, fueran tus hijos?, te hablo como mamá, me duele ver lo que esta pasando en Zihuatanejo con nuestros niños y niñas. No existe una sola zona donde no haya un abuso sexual infantil”, lamentó la funcionaria.

En otra publicación escribió: “Las invito a que alcemos la voz, que vean que tenemos el poder de organizarnos, ayudemos a que den con el causante de esta triste historia. Hoy fue ella, mañana quien. Tenemos un violador y un asesino suelto en Zihuatanejo (…) No vamos a regresarle la vida a Eleydy, pero hagamos que su muerte no les pase desapercibida a nadie y que además, se dé con el responsable, por seguridad de miles y miles de niñas más que están en peligro latente hasta en tanto no se de con el que causo su muerte”.