CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio del 2014.- La calidad de la manufactura y proveeduría en México tenderán a elevarse gracias a la llegada de productoras de vehículos de lujo como Audi, Mercedes Benz y BMW, que este jueves anunció la construcción de su primera planta en México.

Audi decidió ubicarse en San José Chiapa, Puebla, donde fabricará la camioneta Q5 a partir de 2016. En tanto que Daimler y Nissan producirán vehículos de lujo compactos de las marcas Infiniti y Mercedes Benz en una nueva planta en Aguascalientes a partir de 2017.

BMW aún no detalla qué vehículos fabricará en su nueva planta ubicada en San Luis Potosí, la cual entrará en operaciones en 2019.

Según información publicada en CNN Expansión, el socio de A.T Kearney, Ricardo Haneine, explicó que la instalación de estas plantas es una oportunidad para incrementar el valor agregado en la producción de vehículos, pues estas compañías traerán a sus propios proveedores de Europa y al integrarse con los proveedores mexicanos se compartirá mucho desarrollo en ingeniería y diseño.

“La intención de estas compañías a futuro es instalar sus centros de desarrollo e ingeniería en el país. Además, preparan a sus ingenieros en México, por lo que parte del valor agregado se queda en el país”.

La instalación de estas plantas también obligará a los gobiernos estatales a realizar más inversiones para el desarrollo de talento en sus estados y eso significa la instalación de más centros de investigación.