CUERNAVACA, Mor., 11 de octubre de 2014.- Morelos sigue siendo uno de los principales destinos mundiales del delito de trata de personas, sobre todo a lo que involucra a menores de edad, así lo confirmó el gobernador del estado Graco Ramírez.

El gobernador señaló que es un tema pendiente que tienen que combatir los gobiernos a los tres niveles, así como los tres poderes del Estado dada la complejidad del fenómeno, informó Radiológico en su portal.

Dijo que no es necesario remitirse a las estadísticas, sino observar la relación que tienen muchas personas en Morelos con menores de edad, en bares, comunidades y municipios en donde es normal este tipo de prácticas.

Lo anterior, lo comentó en el marco de la inauguración del Simposio del Maltrato al Buen Trato Infantil y Adolescente, organizado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Ramírez resaltó la importancia de la iniciativa preferente sobre los derechos de los niños que envió el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión, ya que existía un vacío legislativo en cuanto las responsabilidades legales que tienen las instituciones sobre todo en la atención a los niños del país.

El fiscal Rodrigo Dorantes Salgado, se refirió que la zona oriente y en especial al municipio de Cuautla es en donde ocurre con mayor frecuencia el delito de trata de personas. Los lugares en los que más presencia de explotación hay es en bares y casa clandestinas, las víctimas no sólo son de Morelos sino que vienen de otros estados del país, principalmente de Tlaxcala y Puebla.

Dorantes apostilló que en los operativos que se han ejecutado en la zona centro del país han podido percatarse de lo anterior, en colaboración con autoridades de salud y la Secretaría de Gobernación con quienes mantienen permanente comunicación a fin de redoblar las acciones de combate de trata de personas en municipios, en donde se tiene que revisar minuciosamente los que aún están conformados por ejidos ya que en este tipo de asentamientos es donde aún prevalece la compra de personas para su explotación de algún tipo, incluso con extranjeros.

Finalizó con un llamado a los ayuntamientos a fin de que colaboren con el gobierno del Estado y el de la República, para iniciar desde la expedición de licencias para venta de alcohol y la supervisiones para acabar con una de las principales causas del delito de trata de personas.