ACAPULCO, Gro., 5 de septiembre de 2014.- El gobernador Ángel Aguirre Rivero recibió en su despacho de Casa Guerrero a familiares de las tres personas que murieron a causa de un deslizamiento de tierra que derribó una barda de piedra sobre una vivienda en el barrio El Calvario, en Copanatoyac, municipio ubicado en la región de la Montaña, a quienes ofreció todo el apoyo de su gobierno.

Tras lamentar los hechos, Aguirre Rivero dijo que desde el primer momento se puso en contacto con el presidente municipal, Manuel Ayala Velázquez, para brindar todo el apoyo institucional a los deudos de las tres víctimas.

El mandatario estatal les otorgó un apoyo económico para solventar los gastos que realizaron y reconstruirles sus viviendas.