CHILPANCINGO, Gro., 18 de diciembre de 2013.- A pesar de que se había impulsado una modificación a la Constitución del estado para modificar el procedimiento, tendrá que ser el Ejecutivo del estado quien designe al nuevo presidente de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos, para sustituir al recientemente fallecido Juan Alarcón Hernández, ya que el Congreso local está impedido para analizar una terna de aspirantes, como se había planteado extra oficialmente.

Según se confirmó por fuentes del propio Congreso, la mencionada modificación constitucional en materia de Derechos Humanos no se formalizó debido a que los ayuntamientos no llevaron a cabo las sesiones de cabildo correspondientes para validarla por desconocimiento o apatía, por lo que sólo un reducido número de las 81 comunas culminó el procedimiento.

Desde hace más de ocho meses fue aprobada por el pleno del Congreso la iniciativa correspondiente, que elimina la figura de “inamovilidad” que respecto a la presidencia de la Comisión estaba vigente desde los tiempos del extinto ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu, quien impulsó la creación de la Coddehum y por la cual Juan Alarcón Hernández permaneció en el cargo hasta su recientemente muerte.

Dicha reforma preveía la designación del presidente de ese órgano mediante terna propuesta por el gobernador en turno con un periodo máximo de cuatro años y con derecho a una sola ratificación. Tras su aprobación por unanimidad del pleno legislativo, fue enviada a los 81 municipios para su ratificación, pues legalmente se requiere la mayoría para ser avalada.

Sin embargo ninguno de los cabildos se ha pronunciado al respecto y en consecuencia la reforma carece de validez. Por tanto permanece vigente el decreto que promovió el extinto José Francisco Ruiz Massieu y que le da facultades al gobernador Aguirre Rivero para nombrar el sucesor de Alarcón Hernández bajo la misma figura de “inamovible”.