MÉXICO, DF, 11 de diciembre de 2014.- El Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) ordenó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) dar a conocer, en versión pública electrónica, la base de datos del Registro Nacional de Profesionistas.

 

Además, el código de seguridad del sistema en el cual está contenida la información, modo de migración del registro entre sistemas, código de encriptación e identificador de unicidad, publica Excélsior.

 

El IFAI señaló que en respuesta a una solicitud de información, en la que una particular requirió la base de datos con cédulas profesionales en formato electrónico, la SEP le orientó a consultar el portal del Registro Nacional de Profesionistas y los pasos a seguir para acceder al mismo.

 

Inconforme con lo manifestado por la dependencia, la peticionaria acudió al IFAI y solicitó la revisión de su asunto, toda vez que requería en archivo electrónico todas las Cédulas Profesionales expedidas, lo cual no podía obtener a través de la consulta del portal al que se le orientó.

 

Por su parte, la SEP manifestó que la difusión de la Base de Datos del Registro Nacional de Profesionistas implicaba proporcionar datos confidenciales, razón por la que no podía entregarla.

 

En ese sentido, la ponencia de la comisionada Areli Cano Guadiana requirió a la SEP precisara los rubros de la información de la base de datos solicitada, así como el formato en que se encuentra disponible.

 

En contestación, la dependencia refirió que los rubros son el número de cédula, nombre, género, profesión, año de expedición, institución y tipo de cédula. Indicó también que dicha información se encontraba en tres diferentes bases de datos.

 

 

Posteriormente, con el objeto de contar con más elementos para resolver, se llevó a cabo una audiencia para tener acceso a la información clasificada como reservada.

 

 

Durante la diligencia, la dependencia refirió que la base de datos consta de ocho millones 923 mil 217 registros y que contiene tanto información pública como confidencial.

 

Leer más en Excélsior