CHILPANCINGO, Gro., 12 de abril de 2014.- El presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, solicitó la presencia de más elementos de la Policía Federal, para reforzar la seguridad en zonas de alta incidencia delictiva.

El alcalde reconoció que el Operativo Conjunto entre las policías Federal y Estatal resultó insuficiente para garantizar la seguridad en todo Chilpancingo.

Por ello, indicó que ya solicitó la incorporación de más elementos de la Policía Federal, para reforzar la seguridad en las zonas de mayor índice delictivo.

Actualmente el Operativo Conjunto integra a 800 elementos federales y estatales, que recorren las principales calles y zonas periféricas de la ciudad.

La estrategia de seguridad dividió a las 500 colonias de la capital en 40 cuadrantes, sin embargo, el alto número de policías no evitó un repunte en la actividad delictiva.

Moreno Arcos dijo que también acordó con el secretario de Seguridad Pública que los 46 elementos de la Policía Preventiva que aprobaron los controles de confianza regresen a las calles, previa capacitación y adiestramiento.