CHILPANCINGO, Gro., 15 de enero de 2014.- La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) de Guerrero presentó oficialmente a Ramón Navarrete Magdaleno como presidente interino del organismo.

La presentación de Navarrete Magdaleno se desarrolló en una conferencia de prensa, en la oficina de presidencia de la Coddehum.

El primero en tomar la palabra fue el visitador general Hipólito Lugo Cortés, quien denunció la violación a la autoridad, soberanía e independencia de la Coddehum por parte del Poder Ejecutivo Estatal, al imponer a Navarrete Magdaleno como encargado de despacho, pasando por encima del Consejo Técnico.

Expresó: “Ante el escenario que se presenta en la Comisión, resulta imprescindible hacer un pronunciamiento encaminado a llamar la atención de los responsables de los poderes públicos, para evitar las malas prácticas en materia de derechos humanos”.

El 19 de diciembre de 2013 el Consejo Técnico de la Coddehum sesionó y designó a Hipólito Lugo Cortés como presidente interino del organismo, tras el fallecimiento de Juan Alarcón Hernández, quien fungió como presidente durante 23 años hasta su fallecimiento.

Sin embargo el martes 7 de enero, el gobernador Ángel Aguirre Rivero asignó a Ramón Navarrete Magdaleno como encargado de despacho de la Coddehum, sin considerar al Consejo Técnico del organismo y omitiendo la designación de Lugo Cortes.

Durante su intervención en la rueda de prensa de este miércoles, Lugo Cortés explicó que abdicó al cargo por el bien de la institución y de sus trabajadores, para no debilitar la confianza y credibilidad de la Coddehum y principalmente, para no dejar en estado de indefensión e incertidumbre a las víctimas de violaciones a los derechos humanos.

“Soy un partidario convencido de evitar las malas prácticas en materia de derechos humanos, soy un partidario convencido de evitar que se genere un desgaste innecesario entre los compañeros de esta comisión, lo cual sólo daña a las víctimas de violaciones de derechos humanos, al ver mermada su confianza y credibilidad en esta noble institución”.

“Con la emisión de un nombramiento de encargado de despacho por parte del Ejecutivo estatal, no se cuidaron las formas debidas al no respetarse la autonomía e independencia de esta comisión, ni se respetó a su órgano máximo de autoridad, que es el Consejo Técnico”, reprochó.

Puntualizó que el gobernador vulneró lo establecido por los artículos 48 y 74, fracción octava del Reglamento interno de la Coddehum, en relación con los artículos 4 y 19 fracciones primera y tercera de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y 20 de su Reglamento Interno, de aplicación supletoria.

Sentenció: “El referido nombramiento genera desconfianza en el actuar de un organismo defensor de los derechos humanos, ante la injerencia del Poder Ejecutivo”.

Lugo Cortés remarcó que la autonomía e independencia son imprescindibles para los organismos públicos de derechos humanos, algo que no respeto el gobierno de Guerrero.

“Nada les costaba respetar y garantizar los trabajos del órgano máximo de autoridad de la Coddehum y apoyar a este organismo público de derechos humanos, en esta transición hacia la designación del nuevo titular, bajo los estándares nacionales a internacionales, en vez de tener una injerencia mediante un acto de autoridad que vulnera la autonomía e índependencia de este organismo”, reclamó.

Subrayó que ante esta situación, Juan José Ríos Estavillo, presidente de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos, formuló un pronunciamiento público el 9 de enero a través del oficio número FMOPDH/PRE/01/2014, mediante el cual se solidariza con la Coddehum y rechaza la imposición del gobernador bajo el argumento de que no es un organismo dependiente del Poder Ejecutivo estatal, sino un órgano constitucional autónomo.

Por su parte Ramón Navarrete Magdaleno, nuevo presidente interino de la Coddehum rechazó que se tratara de una imposición del gobernador.

Incluso expresó su deseo de que, en un futuro, el gobernador no tenga la autoridad para asignar al titular de la Coddehum.

“En concordancia con lo que dice Lugo Cortés (…) que ya no quede en manos del Ejecutivo el nombramiento como hasta ahora lo es, de acuerdo al artículo 76 bis de la Constitución local”, dijo.

Aún así, en todo momento negó que su ratificación como presidente interino de la Coddehum obedeciera a una intromisión del gobernador.

Argumentó: “Hemos sido testigos de la libertad y de las decisiones democráticas del propio Consejo Técnicode esta institución, que se ha tomado todo el tiempo posible para deliberar acerca de mi nombramiento”.

Sostuvo que su llegada al frente de la Coddehum no obedece a ninguna línea política y que el Consejo Técnico actuó bajo ninguna presión.

“Me sometí al escrutinio del Consejo y de la sociedad misma en los medios de comunicación y no encontré imputación en mi contra para asumir esta responsabilidad, lo cual me hace llegar con el compromiso de sacar adelante a esta institución… Se privilegió el bien común sobre intereses personales”, reiteró.