MÉXICO, DF. 26 de diciembre de 2014.- RadioFórmula reporta que, desde el Monumento a la Revolución, los padres de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre reiteraron que no habrá elecciones en Guerrero este 2015 hasta que no aparezcan con vida los estudiantes ausentes.

 

Luego de una hora y media de recorrido sobre Paseo de la Reforma del Ángel de la Independencia hacia la Plaza de la Independencia, el padre reiteró que el Ejecutivo Federal no podrá sentarse a celebrar el Año Nuevo, ya que continuarán en la lucha sin importar las fiestas decembrinas.

 

“Les vamos a recordar que llueve, tiemble, el presidente Enrique Peña Nieto no tendrá año nuevo como él lo cree y no tendrá paz hasta que no nos devuelvan a nuestros hijos con vida”, señaló Felipe de la Cruz, padre de uno de los normalistas y representante del movimiento, quien aseguró existen indicios de que cuando se llevaron a sus hijos participaron militares en la desaparición forzada, por lo que conservan la esperanza de que los muchachos se encuentren detenidos en algún centro militar.

 

Esto a tres meses de la noche del 26 de septiembre en la que presuntamente fueron agredidos y secuestrados por policías municipales de Iguala y Cocula atendiendo la orden del grupo criminal “Guerreros Unidos”.

 

“Que no nos dé miedo porque una prueba de ADN salió positivo, si yo fuera ellos tendría miedo porque si no nos los entregan con vida va a haber guerra, porque este crimen no va a quedar impune”, aseveró uno de los progenitores.que si para ellos no hubo Navidad ni habrá Año Nuevo, tampoco para el presidente Enrique Peña Nieto.

 

Al participar en la sexta Acción Global en Apoyo a Ayotzinapa, el vocero de los padres de familias dijo: “Si pensaban que nos íbamos a quedar sentados a esperar a disfrutar las vacaciones, desde este lugar les decimos que no será así. “Tenemos claro que este gobierno lo que hace es intimidar con la fuerza con perros uniformados como policías”, pero “cuando se llevaron a nuestros hijos también se llevaron el miedo.” E insistió que no tienen duda que fueron militares quienes tienen a sus hijos estudiantes. “Ellos participaron aquella noche, los golpearon.” De la Cruz afirmó que “cada día transcurrido, nuestros corazones lloran por los muchachos.”

 

El vocero expuso que también se han manifestado en la Embajada de Alemania porque “en expedientes mostrados por la Procuraduría General de la República las armas” con que mataron a los jóvenes provenían de ese país. Por lo que han violado el acuerdo internacional.”

 

Advirtió que “desollarán” a los responsables porque “les vamos a quitar el poder a los que abusan de éste y desde abajo hay que organizarnos porque esto no puede volver a ocurrir.”

 

Desde el templete del Monumento a la Revolución, los padres se preguntan “ahora que mataron a un sacerdote ¿la iglesia piensa que habrá paz?” Asimismo, calificaron de “cómplices” a los senadores.

 

***Los otros padres agraviados
En su oportunidad, Mario González, padre de César Manuel uno de los desaparecidos, agradeció al Ejército Zapatista de Liberación Nacional el haberles enseñado “a luchar, a organizarse”. Ofreció una disculpa a los comerciantes que han perdido millones de pesos en ventas, pero “nosotros perdimos a nuestros hijos”.

 

Alfredo Galindez, padre de Giovani, dijo que están seguros que sus hijos están encarcelados pero “son inocentes”, en cambio “los culpables están libres”, y, en ese sentido, pidió a los guerrerenses a no votar “porque si van, no tienen madre ni tienen hijos y votarían por un gobierno igual.”

 

Epifanio Álvarez, otro de los padres agraviados, dijo: “Aquí estamos sufriendo hasta que nos presenten a nuestros hijos. Tal vez no estamos preparados, pero con la fuerza del corazón y la rabia podemos resistir.” Recordó que desde hace tres meses abandonaron sus tierras y hogares para ir en busca de sus hijos. “Nos esperan de regreso con sus hermanos o hijos. Nos da desesperación cuando nos preguntan qué ocurre.”

 

Omar García, uno de los normalistas de Ayotzinapa, señaló que les arrebataron la Navidad “pero sobrevivimos a ella” y recordó que el miércoles por la noche se apersonaron afuera de Los Pinos. “Hay que darles a estos cabrones un 2015 que nunca olviden, así como ellos nos echaron a perder el 2014.

 

Leer más en Radiofórmula, El Universal y La Crónica