CHILPANCINGO, Gro., 25 de diciembre de 2013.- Durante la temporada decembrina y específicamente en época de celebraciones navideñas y de fin de año, la población en general descuida la ingesta de alimentos y consume platillos excesivamente condimentados con sal, lo que puede generar complicaciones en la salud, como hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebro vasculares y enfermedades hepáticas y renales, por lo que la delegación en Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda cuidar la alimentación y evitar abusos.

De acuerdo al coordinador delegacional de Nutrición, Óscar Rabadán García, el consumo sin medida de sal, está asociado con la aparición del cáncer gástrico, en especial el consumo de alimentos preservados, ahumados, curados y salados con alto contenido de nitritos y nitratos (sales), que por acción bacteriana se convierten en nitrosaminas, agente cancerígeno altamente conocido.

Otros padecimientos que se generan están vinculados con la osteoporosis, litiasis renal y agravación del asma, así como la retención de agua, con el consiguiente aumento de peso, y obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades, mencionó en breve entrevista.

El especialista informó que el consumo recomendado para personas con padecimientos como hipertensión, es de 3,9 gramos de sal diarios, para el resto de la población el límite recomendado es de 5 gramos diariamente, cantidad que es ampliamente superada por el promedio de consumo del mexicano que está en 12 gramos cada día.

“Consumir más de esas cantidades es caer en el  exceso que desencadena múltiples padecimientos para nuestro organismo, sin importar la edad que tengamos”,  indicó. Aunque la sal proporciona un sabor más satisfactorio en los alimentos, se recomienda, insistió que debe ser excluida de nuestra alimentación de forma paulatina hasta llegar a la definitiva.

“Es común que en alimentos tan nutritivos como las frutas, estas  se aderecen con grandes cantidades de sal, chile y limón, tres ingredientes que en abundancia afectan mucho nuestro organismo y principalmente nuestro estómago”, señaló. Rabadán García hizo un llamado a los derechohabientes para que acudan a los módulos PREVENIMSS en las unidades de medicina familiar para conocer qué alimentos consumir y ayudar a combate del sobrepeso, obesidad y otras enfermedades prevenibles.