CHILPANCINGO, Gro., 6 de diciembre de 2013.- Antimotines de la Policía Estatal resguardan las inmediaciones de las terminales de autobuses Estrella Blanca y Estrella de Oro para evitar el secuestro de autobuses por parte de normalistas de Ayotzinapa quienes el próximo 12 de diciembre conmemorarán el segundo aniversario por el asesinato de dos de sus compañeros.

En fechas recientes los normalistas intentaron secuestrar tres autobuses en la terminal pero estas acciones fueron frustradas por la Policía Estatal y Federal.

Los normalistas suelen secuestran de manera sistemática autobuses los cuales son empleados para movilizar a sus compañeros a las protestas que constantemente se registran en Chilpancingo y en otro puntos del estado de Guerrero.

El 12 de diciembre del 2011 fueron ultimados a balazos dos normalistas durante una protesta.

Días más tarde murió en un hospital Gonzalo Rivas Cámara, quien era trabajador de una gasolinera a la que los normalistas le lanzaron una bomba molotov.

Rivas Cámara fue quien apagó manualmente la bomba de gasolina la cuál pudo haber provocado una catástrofe.