ACAPULCO, Gro., 27 de mayo de 2016.- Padres de familia de distintos centros educativos  respaldaron el movimiento magisterial y no permitirán que autoridades sustituyan a los maestros que no realizaron la evaluación docente en el que la Secretaría de Educación Pública (SEP) amenazó con darlos de baja.

En conferencia de prensa en la Delegación de los Servicios Educativos de la Región Acapulco-Coyuca de Benítez, durante la asamblea regional en la que participaron aproximadamente 500 padres de familia; Cecilia Villanueva, presidenta de Participación Social del Jardín de Niños Miguel Ángel de Quevedo dijo que en apoyo al movimiento, los padres no van a permitir el ingreso de docentes nuevos que sustituyan a los que sean dados de baja.

“No vamos a permitir a nadie ajeno a nuestros centros de trabajo que son donde están nuestras maestras. Con palos, machetes, como sea, nos vamos a quedar en la entrada, ahí nadie entra y mucho menos sale”, puntualizó la madre de familia.

Por su parte, el dirigente de la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Walter Emmanuel Añorve Rodríguez expresó que hasta el momento “ningún maestro ha sido notificado de cese”, sin embargo dijo que sí les notificaron que los maestros faltistas tienen un término de 10 días hábiles para ir “a justificarse”.

Walter Añorve reconoció el respaldo por parte de los padres de familia y  dijo que esto no sólo es en la región de Acapulco, ya que “en cada región se están realizando y ejerciendo estas actividades”.

“En cada parte y espacio donde se están generando las  asambleas de padres de familia, pues lo único que hemos encontrado es que los padres de familia le han dicho a los maestros: ustedes díganos que hacer y nosotros estamos con ustedes”, aseveró Añorve Rodríguez.