MÉXICO, DF. 15 de diciembre de 2014.- Aún con la escalada de violencia que se vive en algunas partes de Guerrero y el resurgimiento de las autodefensas en Michoacán, el Instituto Nacional Electoral (INE) “hará todo lo posible por organizar elecciones, aunque el límite es la seguridad de capacitadores electorales y ciudadanos a capacitar como funcionarios de casillas”, dijo el consejero presidente de las Comisiones Unidas de Capacitación y Organización Electoral, Arturo Sánchez.

 

En entrevista con Excélsior, el consejero reconoció que hay un “problema” en Guerrero, pues no han podido avanzar en algunos temas por el cierre de oficinas del INE en tres municipios y el cierre de las instalaciones del Órgano Público Local de la entidad. Sin embargo, comentó que “al INE no le toca ponerse a negociar o dialogar con los grupos de inconformes, pues son otras autoridades las encargadas de garantizar las condiciones para que haya comicios, además de que subrayó que “las elecciones no están a negociación”.

 

Estas declaraciones se producen luego de que el aparato legislativo no alcanzara a ofrecer una resolución a los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, quienes solicitaban se suprimieran los comicios de 2015 en Guerrero a falta de un clima social, político y económico propio para elegir representantes populares.

 

El tema permanecerá sin analizarse hasta el próximo 1 de febrero de 2015, cuando los legisladores retornen a sus actividades tras un periodo vacacional de dos meses, lo que el INE “no tiene previsto cancelar las elecciones en Guerrero ya que es responsabilidad del instituto generar las condiciones necesarias para que se lleven a cabo”.

 

Leer más en Excélsior