MÉXICO, D.F., 03 de septiembre de 2014.- El Observatorio Nacional Ciudadano asegura que si bien reconoce una tendencia a la baja de manera sostenida en homicidios y robos con violencia desde 2011, esta información tiene elementos que impiden conocer y afirmar con contundencia, cuál es el verdadero comportamiento de las denuncias en el país.

Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano, hizo hincapié en que la cuestionable calidad de la información oficial, podría cambiar completamente el comportamiento de estas tendencias.

Y es que el pasado martes, durante su segundo informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto refirió que durante los primeros siete meses del año la cifra de homicidios dolosos se redujo en 27.8 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2012.