Chilpancingo, Gro., 27 de noviembre.- El presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado (CODDEHUM), Juan Alarcón Hernández, solicitó a las autoridades estatales medidas cautelares en favor de Bruno Plácido Valerio, dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y del abogado comunitario, Manuel Vázquez Quintero, luego de reunirse con representantes tanto de la UPOEG, como del Sistema de Seguridad y Justicia Comunitaria.

Después de conocer en detalle la situación de riesgo en la que desarrollan sus actividades, el ombudsman guerrerense tomó la anterior decisión, ya que consideró que las circunstancias colocan a los representantes de ambas organizaciones en situación de vulnerabilidad, por lo que, con el objeto de prevenir actos violatorios a sus derechos humanos y a su integridad, se solicitó al secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, se apliquen las medidas cautelares que correspondan.

Refrendó además, el apoyo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del Estado para ambas organizaciones, con el objetivo de que sin limitaciones ni presiones puedan entablar un diálogo constructivo con las instancias oficiales, para dirimir cualquier diferendo entre ellos como representantes de la sociedad civil y el gobierno.