ACAPULCO, Gro., 29 de noviembre de 2013.- Luego de 17 días de paro laboral, concluyó la protesta que mantuvieron trabajadores del Fideicomiso Acapulco en demanda de la destitución del director del organismo Miguel Ramón Palacios Vargas, a quien acusaban de cometer actos de corrupción, y les fue notificado que se le practicará una auditoria que determinará si es removido del cargo.

 

Durante una reunión, entre 12 -de los 54 empleados- con el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, que se prolongó durante tres horas, se acordó que no habrá represalias en contra de los manifestantes y se les pagarán los salarios atrasados.

 

En el encuentro, efectuado en el Centro de Negocios costera 125, los trabajadores lograron que sean reinstalados los cuatro empleados que fueron despedidos de manera injustificada por Palacios Vargas y que no se harán nuevos despidos de los trabajadores que participaron en el paro de labores.

 

Los mismos inconformes, dieron a conocer que este viernes reanudarán labores en las oficinas del Fideicomiso y que se acordó con Martínez Garnelo que se le va a aplicar la auditoria al actual director, de quien piden la renuncia por incurrir en actos de corrupción.

 

Cabe recordar que el pasado martes 12 de noviembre inició la protesta de los trabajadores que denunciaron irregularidades del director y se mantuvieron en plantón en las oficinas, hecho que provocó que fueran denunciados por despojo, asociación delictuosa, entre otros delitos.