El pleito no es reciente. Hipólito Mora y Luis Antonio Torres alias Simón el Americano se odian a muerte desde hace largo tiempo debido a profundas disputas por el poder terrenal… y celestial.

Según Hipólito –célebre y polémico fundador y vocero de los grupos michoacanos de autodefensa– su rival histórico es “brazo” armado de los criminales templarios… para Torres, su enemigo es un payaso protagonista insoportable.

El primer encontronazo se dio en marzo pasado, tras el asesinato de Rafael Sánchez alias “El Pollo” y José Luis Torres; las fuerzas de El Americano acorralaron a Mora, quien días después fue acusado del doble crimen.

Hipólito pasó dos meses en prisión. El ex gobernador Fausto Vallejo y el Comisionado Federal Alfredo Castillo Cervantes avalaron el encierro, aunque en realidad acordaron utilizar a la justicia para salvarle la vida.

El 21 de mayo, obligados por el Comisionado Federal, Mora y Torres posaron juntos para la foto; se estrecharon la mano y se unieron a los grupos de la Fuerza Rural de Michoacán… ya se vio cuan falso fue el amor ante al rencor.

El martes, literalmente la sangre llegó al río con saldo conocido: 11 muertos, caídos de ambos bandos, entre ellos Manuel, hijo mayor de Hipólito Mora, con quien hablamos en medio del fragor de la balacera. El limonero de La Ruana –dispuesto a morir en la raya– culpó del ataque al Comisionado Castillo Cervantes al abandonarlo a su mala suerte.

También logramos contactar a Castillo Cervantes quien nos aseguró que la violencia fue resultado de un viejo pleito es entre dos; un hecho estrictamente policiaco…

El Comisionado tiene razón… pero solo en parte. El encono mortal podrá ser asunto entre particulares pero la balacera en el municipio de Felipe Carrillo Puerto –mejor conocido como La Ruana– tendrá graves consecuencias políticas; no fue un hecho aislado del ambiente enrarecido en la Tierra Caliente.

Se trata de la confrontación de dos fuerzas “aliadas” al gobierno, dos grupos firmantes de un pacto de seguridad para contribuir a la pacificación michoacana… comprometidos a seguir la “línea” marcada por la autoridad federal.

El choque de trenes pone en entredicho la autoridad de Alfredo Castillo Cervantes, quien según el diario Reforma a la hora de los “madrazos” compraba un reloj Rolex en Presidente Masaryk.

La hostilidad en La Ruana cuestiona los resultados efectivos de la intervención federal en Michoacán. La estrategia ha fallado; se corre peligro de regresar al punto de partida cuando los grupos de autodefensa imponían su ley ante el abandono del Estado.

Con Guerrero en llamas nos olvidamos de Michoacán, no percibimos que el gobierno federal carece de capacidad suficiente para atender dos frentes de batalla simultáneos…

No todos los hilos michoacanos están amarrados como nos hicieron creer tras el acoso y aparente desarticulación de la estructura templaria. La debilidad institucional persiste a pesar de la presencia política, policiaca y militar… la percepción es ruda.

.

Terminamos el año aciago donde lo iniciamos; el calor de la Tierra Caliente sofoca de nuevo sumado a la tragedia de Iguala, al aumento del dólar y a la depreciación del peso, la caída de la bolsa o el derrumbe de los precios del petróleo… y agréguele.

EL MONJE LOCO: Barack Obama endereza la historia torcida. Sesenta y dos años después, el presidente de Estados Unidos anuncia los primeros pasos para enterrar el último vestigio de la guerra fría; se atisba el fin del bloqueo a Cuba. No faltará quien cuestione la decisión imperial de avalar a un gobierno sin democracia… violador irremediable de los derechos humanos.

@JoseCardenas1| [email protected]| josecardenas.com.mx