WASHINGTON, Estados Unidos. 1 de febrero de 2015.- YouTube, considerada la plataforma de videos más popular de internet, decidió poner el último clavo al ataúd de Flash este fin de semana, ello luego de que anunciara que todos los materiales fílmicos del portal serán visualizados, forzosamente y por defecto, con el reproductor HTML5.

 

Este cambio no será del todo apreciable por la mayoría de los mortales (salvo por aquellos que leen el código binario de una página o entienden verdaderamente de redes), no obstante, “ya se encuentra implementado en los navegadores cibernéticos más modernos como Google Chrome, Internet Explorer 11, Safari 8, Opera y la versión más reciente de Firefox”, publica el sitio web Engadget.

 

Y bueno, ¿Esto que significa para usted?
Básicamente, que sus reproducciones no volverán a ‘trabarse’.

 

Tal y como refiere Richard Leider, quien se desempeña como ingeniero de YouTube, “ha llegado el momento de deshacerse de Flash por envejecimiento en favor de HTML5, que se utiliza actualmente en Smart TV y otros dispositivos de transmisión”, ello en un intento por ofrecerle mayor flexibilidad a los desarrolladores y consumidores del ciberespacio.

 

Y es que tal y como recuerda el sitio PCactual, fue cuando se inició la industria y el mercado del intenet que absolutamente todas las páginas eran texto, texto y nada más que texto… quizá algún formato de color para darle vida a la tipografía, una que otra imagen llamativa y, en el mejor de los casos, un botón y una tabla de contenidos.

 

Surgió entonces la necesidad de crear un ‘atractivo’ que permitiera mayor interactividad con el usuario ¡Y así nació el reproductor Adobe Flash Player! una herramienta que por décadas permitió generar animaciones y objetos interactivos para incrustarlos en las páginas, basándose en el código HTML pero necesitando de un programa extra (trátese de un plugin, un archivo o una extensión) para funcionar adecuadamente.

 

Según PCactual, “ya que el formato Flash no es un estándar web”, el mismo tiende a colapsar o a ralentizar el funcionamiento de su equipo (como cualquier aplicación multimedia o programa con demasiada operación de carga), lo que ultimadamente produce menor calidad en la resolución de video, un aumento en ancho de banda y mayor tráfico en el ciberespacio (trátese de YouTube o cualquier otra página).

 

Es aquí cuando HTML5 entra en juego.

 

El HTML5 se encuentra ‘incrustado’ en el código de los navegadores como Google Chrome o Firefox, de forma que permite visualizar contenido multimedia sin necesidad de instalar ningún complemento, aligerando la carga de información que ingresa a su equipo. Asimismo, ostenta mayor compatibilidad, lo que permite acceder al mismo sitio desde su computadora, su dispositivo móvil, su tableta o su equipo portátil y que la web cargue “sin tener que crear una versión distinta para cada plataforma”.

 

Si alguna vez necesitó de un codec para disfrutar de su video favorito, encuentra problemas para acceder en su computador a una grabación que ya había visualizado en su celular, o si la transmisión de archivos mp4 entre su Nokia y su iPod eran una molesta, lo más probable es que HTML5 se convierta en una bendición para usted, pues “mejora la experiencia del usuario al simplificar las cosas”, advierte YouTube en comunicado.

 

Los corporativos de YouTube advierten asimismo que, con la implementación del HTML5, se podrán comprimir los archivos y mejorar la fluidez entre un 15% y 80% (lo que se traduce en una mejora de calidad en los videos y una carga más ligera si se trata de visualizarlos en Alta Calidad). “Otra de las ventajas será la tecnología WebRTC que permitirá a los usuarios compartir sus videos con todo el mundo, ya sea pregrabados o transmisiones en vivo”, sin mencionar que el HMTL5 permitirá el uso de pantalla completa, “perfecta para videos 4K que hasta ahora era sólo disponible en algunos navegadores”.

 

Dadas las circunstancias, no nos queda más que rendir un minuto de silencio a Flash, reproductor, programa y pionero en la creatividad cibernética.

 

Leer más en Engadget, AmericanBazaar, PCactual y FileHippo