ACAPULCO, Gro., 14 de abril de 2019.- Cientos de católicos abarrotaron la Catedral Nuestra Señora de la Soledad, como parte de la procesión del Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa.

El arzobispo Leopoldo González González encabezó la misa de las 10 de la mañana, donde junto a files y entre cantos, caminó por toda la plancha del Zócalo, como cada año, en medio de vendedores ambulantes, quienes regresaron a colocar sus puestos desde un día antes.

 Durante su homilía, el prelado católico dijo que esta semana todas las personas deben de reconocer que el Señor murió por nosotros, y llamó a desde casa rezar y decirle: “Jesús aquí estamos para lo que sea tú voluntad”.

Al final de la misa, todas las personas se retiraron a bendecir sus artículos que habían comprado afuera de la Catedral, principalmente las tradicionales palmitas.