ACAPULCO, Gro., 14 de abril de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que los tribunales mantienen el seguimiento a la liberación de los presuntos asesinos del empresario César Zambrano Pérez, presentados por la Fiscalía General del estado.

Ante versiones de que los detenidos fueron liberados por un juez federal hace tres días, Astudillo Flores argumentó que “está en manos de los tribunales, no en manos de la Fiscalía y lo que digan los tribunales, en eso por supuesto nosotros lo acataremos”.

En declaraciones después de la inauguración del Paseo del Pescador, y después del recorrido por las obras del barrio Manzanillo y playa Honda esta mañana en la zona Tradicional del puerto, Astudillo Flores dijo que ante lo anunciado por el gobierno federal, de que las entidades que capaciten a sus policías pagarán por el uso de la Guardia Nacional: “ese va a ser el problema… Vamos a ver cómo le hacemos”.

Astudillo Flores dijo en su mensaje ante vecinos de los barrios de la zona Tradicional de Acapulco, que la obra es resultado de un gran esfuerzo y expresó que había estimado que la conclusión sería para diciembre, pero que gracias a la participación se había terminado al comenzar la Semana Santa. “Es un extraordinario paseo”, dijo.

Indicó que su gobierno verá cómo continuar con los trabajos en la zona Tradicional. “Sin proponérnoslo, llegamos a Semana Santa con una imagen más presentable. Son obras que se suman a los atractivos a los centros turísticos”, indicó el gobernador.

80 millones de inversión: Navarrete

En su mensaje, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Guerrero, Rafael Navarrete Quezada advirtió en su oportunidad que había miedo incluso para trabajar en la zona por la inseguridad.

“Sacamos más de 650 toneladas de basura de todas las áreas”, dijo.

Precisó que con los 80 millones de pesos invertidos, se realizaron entre otras acciones, intervenciones en el Paseo del Pescador, cambio de drenaje, tablestacado para reforzar el muelle, cambio de fachadas, se construyó el colector, se realizaron pavimentos, se introdujo el agua potable, se regularizaron las concesiones, se remodeló el acceso a playa, y con ayuda de los restauranteros, se pagaron “en alianza con las empresas” la rehabilitación de sus negocios.

En el barrio Manzanillo, fueron colocadas áreas de juegos infantiles, se reconstruyó el canal pluvial y se cancelaron las descargas de agua residual clandestinas.

Navarrete Quezada advirtió que se tienen pendientes, pero se avanzó, pues la meta siguiente es la de conservar y mantener los nuevos trabajos, mismos que se lograrán con la participación de los comités ciudadanos de cada área.

Al acto inaugural acudieron el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto; la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo; así como integrantes de los gabinetes estatal y municipal; y representantes del sector hotelero, prestadores de servicios turísticos y líderes de la zona Tradicional.