ACAPULCO, Gro., 25 de junio de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores anunció que el 1 de julio habrá “algunas acciones de reapertura” a manera de ejercicio en el sector turístico, lo que incluye las playas.

Al mediodía de este jueves informó que habrá sitios de prueba de detección de coronavirus para las personas que así lo soliciten y que habrá más camas Covid, lo que permitirá la disminución del porcentaje de hospitalizados y cambiar el color de rojo a naranja en el semáforo epidemiológico.

“Vamos a tratar de ampliar nuestro número de camas Covid, para que no sea el problema el que por la saturación de los hospitales, estemos todavía en color rojo”, dijo, ya que la mitad de la calificación en el semáforo es el promedio de personas internadas.

Aseguró que la búsqueda de reabrir “un porcentaje” de hoteles y restaurantes, y otros espacios como unidades deportivas, se hará “con muchos controles”.

“Vamos a seguir preparando todos los protocolos para que los hoteles puedan tener la posibilidad de abrir, que llegue turismo, poco no mucho, afinar lo de las playas; lo de las playas al final no se trata de abrirlas para que lleguen con la hielera, se trata de tener espacios en donde caminar, en donde convivir, en donde tener algunas actividades que no se han tenido en los últimos meses”, expuso.

El gobernador precisó que “seguimos en el semáforo rojo, pero vamos a hacer todo por colocarnos en el semáforo naranja el día primero de julio, va a ser un día muy importante y muy especial para todos nosotros. Estamos en contacto. Tenemos que hacer un gran lanzamiento de restauranteros y hoteleros, de prestadores de servicios, tenemos que hacer una gran alianza primero, y una gran fuerza común para que entre todos, podamos mover a Guerrero, y moverlo bien”, expresó.

Por último invitó a cuidarse, usar cubrebocas y a considerar que la pandemia disminuirá sólo si cada quien pone de su parte.