ACAPULCO, Gro., 26 de junio de 2020.- El gobierno del estado instaló nueve de los 17 módulos para la detección de contagios de Covid 19 en este puerto, epicentro de la pandemia del estado, donde fueron aplicadas 50 pruebas en tres de ellos.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud reportó que se instalaron en el Zócalo, Pie de la Cuesta, Unidad Deportiva Vicente Suarez, en el Asta Bandera, parque de La Laja, en La Cima, colonia Renacimiento, Zapata y Walmart de plaza Las Palmas.

Los ocho módulos que faltan se ubicarán en La Diana, El Rollo, Plazuela de la Base, Crucero de Puerto Marqués, colonia Jardín, Mozimba, Garita y Cayaco, los cuales se colocarán este sábado, todos con un horario de 10:30 de la mañana a 2 de la tarde.

Con un retraso de dos horas, en el caso del Zócalo, acudieron un poco más de 50 personas con presuntos síntomas de la enfermedad, pero sólo 30 pasaron el cuestionario y les hicieron la prueba.

En el Asta Bandera asistieron 40 personas y sólo se aplicaron 15 pruebas, mientras que en la colonia Zapata fueron cinco.

En los módulos están de tres a cuatro médicos quienes cuentan con todo el equipo de protección, una mesa, una carpa y una hielera donde guardan las muestras en hielo.

Los ciudadanos deben acudir con cubrebocas, lentes o googles, así como caretas.

Los médicos hacen un cuestionario y preguntan a los ciudadanos todos sus datos para poder ser contactados, posterior a ello, se abre la prueba frente a la persona y se le introduce un hisopo en la boca y nariz.

Los resultados de las pruebas se entregarán entre tres a 10 días después de practicarse la prueba, siempre y cuando sean positivos y los contactarán a los teléfonos con los que se registraron.

Entrevistado en el módulo, uno de los ciudadanos, Juan Carlos Sandoval, dijo que en su caso, acudió al módulo del Zócalo, porque ha sentido algunos síntomas del Covid 19.

Sostuvo que no tenía miedo de aplicarse la prueba ni de recibir el resultado, a pesar de que era dolorosa.

 También en el Zócalo, otra mujer que no quiso dar su nombre por temor a señalamientos, dijo que temía practicarse la prueba pero que era necesaria para conocer su situación de salud.

Esto, debido a que su hermana dio positivo al coronavirus y es atendida en su casa, y aunque ha estado en un área aislada, ha tenido contacto con ella, por lo cual optó por hacerse la prueba.

En el Asta Bandera, Ana Cristina Perete reconoció que teme salir positiva en la prueba, pero resaltó que es más importante conocer su estado de salud para tener ya un tratamiento, ya que muchas personas se contagian y fallecen por falta de medidas preventivas.

Además, dijo que debido a que muchas personas no se quedaron en casa y siguen saliendo, es que muchas se contagiaron y ahora no se puede cambiar de rojo el semáforo epidemiológico.

El subsecretario de Salud de Guerrero, Armando Viviano dijo que el retraso en la instalación de los módulos se debió a problemas en la logística.

Sin embargo, subrayó que este sábado estarán listos todos y esperan aplicar un total de 50 muestras todos los días en cada uno de estos módulos, los cuales sólo estarán por 10 días.

El motivo de que los módulos estuvieran en Acapulco, dijo que es porque se trata del municipio con el mayor número de contagios por lo cual quieren conocer el estado de salud real de la población y tomar las medidas preventivas necesarias.

Explicó que estas pruebas se aplican sólo a personas que han presentado alguno de los síntomas en los siete días anteriores, de lo contrario únicamente les hacen algunas recomendaciones.