ACAPULCO, Gro., 1 de marzo de 2019.- El restaurantero Lauro Olivera López denunció que su cuñada Estela Díaz Hernández lo despojó de un negocio ambulante ubicado entre la avenida Adolfo López Mateos y Gran Vía Tropical, a unos metros de la playa La Angosta del puerto.

En conferencia de prensa, Olivera López, quien dijo que lleva más de 30 años vendiendo en ese lugar y de contar con todos los pagos y permisos ante la Dirección de Vía Pública municipal, indicó que su cuñada lo desalojó hace ocho días con ayuda de un juez, quien falló a favor de una demanda que interpuso.

Acusó que su cuñada amañó el proceso en complicidad con el juez y policías ministeriales, estos últimos, afirmó, los han intimidado a él y a su hijo, mientras que la pareja de Estela Díaz los amenazó de muerte.

“Todo está amañado para poderme quitar de ahí, (mi cuñada) falsificó mi firma, pagos de recibo que ella me daba y yo pagaba, cosa que no es verdad, ahí entonces hay algo raro en el juez. Hay un problema, que no tomaron en cuenta mis papeles, soy una persona de trabajo, a mí me gusta trabajar, no me gusta meterme con nadie”, declaró.

“He pasado, lluvias, huracanes, sismos y sigo aquí, trabajando en mi lugar y no se lo voy a dejar, si algo me pasa a mí y a mi familia la única responsable es a ella, quien está atrás de nosotros”, agregó.

Añadió que su Estela Díaz Hernández tiene otros 10 locales en la misma zona, además de que vende en la playa La Angosta y sobre la banqueta.