ACAPULCO, Gro., 2 de septiembre de 2020.- Padres de familia del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) Dra. Guadalupe Rodríguez de Amaya, ubicado en la colonia Renacimiento del puerto, volvieron a denunciar presuntas irregularidades, actos de corrupción y nepotismo en el plantel.

Este miércoles los papás se reunieron afuera de la institución con el delegado de los Servicios Educativos, Mario Rosales Beltrán, para entrar a ver las condiciones en las que se encuentra la escuela, pero no se les permitió la entrada.

El padre de familia Edgar Ramírez Espinoza acusó que el plantel trabaja en la clandestinidad, ya que no cuenta con clave de trabajo, por lo que los alumnos no están en el registro estatal de Cendis, y los que ya han egresado salen con certificados de otros jardines de niños.

Mencionó que a los padres les cobran una cuota de 700 pesos por alumno, pero no les rinden cuentas de qué se hace con ese recurso, que es un ingreso extra al presupuesto que se les da a este sistema escolar.

Denunció que la coordinadora estatal de los Centros de Desarrollo, Alma Francisca Juárez Altamirano, tiene a diversos familiares en distintos puestos, y aseguró que varios de ellos no cumplen con el perfil para los cargos que ocupan.

Agregó que mantienen a sus hijos en la escuela porque los engañaron diciéndoles que ya estaban tramitando la clave de trabajo con las autoridades educativas.

Ramírez Espinoza añadió que en el ciclo escolar pasado, la Dirección siguió exigiendo el pago de 700 pesos a los tutores, pese a las afectaciones económicas que algunos sufrieron por la pandemia de Covid 19.

Recordó que en julio, los inconformes protestaron en las oficinas de la Promotora Turística y autoridades estatales los remitieron con la directora general de Educación Inicial, Claudia Abril Téllez Hernández, a quien los papás ya le enviaron oficios para atender la situación, pero no se ha presentado a atenderlos.

En tanto el delegado de los Servicios Educativos, Mario Rosales Beltrán, dijo que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) no puede intervenir por el momento ya que el plantel no tiene clave de centro de trabajo.

Apuntó que este Cendi confunde a los padres y hace mal uso del logotipo de la SEG, y adelantó que se procederá para verificar cómo se trabaja en la escuela.

La institución cuenta con 140 alumnos y una plantilla de al menos 50 trabajadores, entre educadores y empleados administrativos.

Rosales Beltrán informó que han detectado cinco Cendis que laboran con logotipos de la SEG, lo que va en contra de la norma de la dependencia y causa confusión entre los padres de familia.