ACAPULCO, Gro., 17 de septiembre de 2016.- La empresa de seguridad privada Jobamex, encargada de proveer vigilancia al Hospital General del ISSSTE, donde esta madrugada una enfermera fue agredida, informó que el atacante ingresó con una receta para ser atendido y que huyó por un área que no tiene asignada un guardia de seguridad.

De acuerdo con información de la empresa, aproximadamente a las 2:20 horas, un hombre solicitó ingresar al área de Urgencias para ser atendido, por lo que presentó su carnet de derechohabiente y una receta que indicaba que necesitaba que se le aplicara una inyección.

Jobamex recalcó que el hombre llegó solo, a diferencia de versiones que manejaban que había acompañado a una menor.

Siguiendo los protocolos de seguridad, al sujeto se le permitió el acceso. Posteriormente, a las 4:50 horas, personal de enfermería solicitó auxilio dentro del cuarto de curaciones, el cual se mantiene con la puerta cerrada y no cuenta con guardias asignados.

Personal de seguridad acudió al lugar de los hechos donde se percataron que lo que utilizó el derechohabiente para agredir a la enfermera fue un mortero de cerámica, utilizado en esa área del hospital, y no una piedra que el agresor haya ingresado.

Asimismo, la empresa indicó que el personal de seguridad del turno nocturno se encontraba completo e inmediatamente se activaron los protocolos de seguridad para realizar la búsqueda del sospechoso al interior del hospital, así como supervisión con patrullas y personal adicional en el exterior.

En el comunicado, Jobamex señaló que el área donde sucedieron los hechos está a tres metros de distancia de las tres salidas existentes: el acceso principal, la zona de ambulancias y una rampa, siendo esta última la única que no cuenta con un guardia de seguridad asignado, por lo que la salida del sospechoso fue en cuestión de segundos.