CHILPANCINGO, Gro., 20 de noviembre de 2018.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reveló que, de acuerdo con las primeras investigaciones, quienes atacaron a paramédicos de la Cruz Roja y policías estatales en San Juan Tenería, comunidad de Taxco, “son las mismas personas que tienen que ver con los asesinatos de los sacerdotes en febrero del 2018”.

Entrevistado esta mañana en Chilpancingo, antes de iniciar el desfile cívico-deportivo por el 108 aniversario de la Revolución Mexicana, Astudillo Flores dijo que las indagatorias orientan a que se trata de un grupo criminal que opera en pueblos de Taxco y es comandado por un joven identificado como El Pelón y otra personada apodada Fierro, quienes participaron en el atentado del domingo, en el que murieron tres policías estatales y un paramédico de la Cruz Roja, y nueve personas resultaron heridas.

Indicó que diversos integrantes de este grupo delincuencial tienen órdenes de aprehensión en su contra por distintos delitos y la Fiscalía General del Estado ya trabaja para integrar otra por el ataque del domingo.

El gobernador aseguró que este suceso rebasa los límites de la operatividad local, por lo que pidió la ayuda de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Sobre la agresión que sufrieron familias desplazadas de Leonardo Bravo (Chichihualco) cuando volvían a sus comunidades este fin de semana, Astudillo Flores sostuvo que el gobierno del estado insistió en que no había condiciones para su regreso “fundamentalmente a la ruta que se siguió, es una ruta peligrosa y fue una imprudencia irse por ahí”, camino que dijo fue elegido por el alcalde Ismael Cástulo Guzmán, a pesar de que no logísticamente adecuado.