ACAPULCO, Gro., 11 de abril de 2019.- Habitantes de 25 colonias de la zona poniente del puerto denunciaron en el Ayuntamiento que el agua que el gobierno municipal les manda en pipas, está salada y desde hace un mes les provoca enfermedades en la piel.

Unas 150 personas a bordo de tres camiones llegaron al Palacio Municipal, donde fueron atendidos por el subsecretario de Asuntos Políticos Marco Antonio Adame y el director de Gobernación municipal, Juan Sanromán.

La dirigente de la Asociación de líderes de esa zona, Marilú Saucedo Benítez, se quejó de que la actual administración no da una solución al problema de la falta de agua.

“He sido respetuosa y les pedí que no me hicieran venir a repetir lo mismo a este lugar porque mucha gente que vino hasta pidió prestado para llegar”, señaló.

Criticó que después que cancelaron el programa de pipas, sólo establecieron ocho para esa zona, pero acusó que los pozos de donde extraen el agua están contaminados.

“No hay una cabeza chingona en el gobierno de Acapulco que resuelva los problemas. ¿A qué venimos, a lo mismo? La gente recibe el agua sucia, contaminada porque la gente se quiere bañar. Queremos que nos dejen los servicios para que no los molestemos”, expresó, y denunció que los piperos sólo entregan en negocios y escuelas porque les pagan el servicio.

Por último indicó que CAPAMA tiene abandonados los pozos de agua de la zona poniente de Acapulco.