CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril de 2019.- Las botellas de agua alcalina son una tendencia que comenzó a comercializarse en México desde hace al menos siete años, sin embargo, hay algunas marcas que ofrecen propiedades que no se demuestran por la ciencia.

Al menos así lo exhibió la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a través del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, que realizó un estudio de calidad a 22 presentaciones de aguas alcalinas, aplicándoles 2 mil 94 pruebas.

De acuerdo con un comunicado, se concluyó que 19 de esos  22 productos ofrecen  en sus etiquetas al consumidor beneficios no demostrados, por lo que Profeco envió requerimientos de información para que soporten y documenten científicamente lo que prometen.

La nota aquí.