ACAPULCO, Gro., 23 de junio de 2016.- El vocero de seguridad pública, Roberto Álvarez Heredia informó que en el interior del penal de Chilpancingo las autoridades del Centro de Readaptación Social (Cereso) decidieron aplicar el protocolo de Alerta Máxima.

De acuerdo con un comunicado, Álvarez Heredia informó que “no se registró ningún hecho de violencia” que pusiera en riesgo a la población del penal.

Señaló que las autoridades registraron “movimientos extraños de los reclusos que se encuentran en el interior del dormitorio C, conocido como elceresito, y que alberga a internos con conductas especiales” y por ello aplicaron el protocolo de Alerta Máxima.

Ante ello, ingresó el Grupo de la Fuerza Estatal Antimotines como medida preventiva a fin de evitar incidente.

El protocolo implicó cierre de celdas, pase de lista de toda la población penitenciaria y se procedió con fichas signalécticas para asegurar que estuviera presente toda la población recluida y no faltara ningún interno.

El boletín indicó que también “se procedió a realizar una inspección visual para verificar que no hubiera ningún recluso con lesiones y la revisión de cada una de las celdas. El protocolo culminó a las 18:30 horas del día de hoy.”

El vocero concluyó que “todo se encuentra en calma al interior del penal”.

Quadratín Guerrero informó sobre una riña ocurrida este día en el interior del penal, motivo por el cual familiares de las personas recluidas fueron retiradas del lugar.