CIUDAD DE MÉXICO., 16 de agosto de 2016.- Jesús Alfredo Guzmán Salazar se encuentra acusado desde el 2009 por un Tribunal del Estado de Illinois por importar y distribuir narcóticos en los Estados Unidos, además de dedicarse al lavado de dinero, según información difundida por la DEA en enero del 2015.

El hijo de Joaquín El Chapo Guzmán es acusado por operar desde Chicago una red que presuntamente se encarga de contrabandear grandes dosis de cocaína desde América Central y del Sur, así como la heroína, la metanfetamina y marihuana desde México a los Estados Unidos.

Jesús Alfredo Guzmán, Joaquín El Chapo Guzmán, Zambada y otras seis personas habrían cometido conspiraron entre mayo de 2005 y diciembre de 2014 para importar y distribuir narcóticos y cometer lavado de dinero en territorio estadounidense.

La nota aquí.