ACAPULCO, Gro., 11 de febrero de 2019.- La directora de la oficina del diario El Sur en Ciudad de México, Viétnika Batres, fue amenazada de muerte y su identidad suplantada por personas desconocidas que tomaron el control de sus cuentas de correo electrónico laborales y personales.

Por lo anterior, según informó El Sur, la organización que defiende la libertad de expresión en el mundo, Artículo 19, emitió este domingo una alerta e instó al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas de la Secretaría de Gobernación a otorgarle las medidas de necesarias para proteger su vida e integridad personal, así como las de su familia.

En un comunicado, Artículo 19 indicó que Batres narró que el día 6 de febrero descubrió actividad inusual en sus cuentas de correo electrónico. Dijo que esperaba que llegara archivo que contenía la transcripción de una entrevista que le hizo a un alto funcionario del actual gobierno federal y que contenía temas de interés nacional, pero que no lo recibió porque fue interceptado al menos dos veces por sus agresores, quienes comenzaron a enviarle amenazas desde una de sus propias cuentas.

El primer mensaje decía: “Estamos adentro jajaja”, y minutos después recibió otro que indicaba: “Estamos en todo el mundo, no saques más reportajes”. Agregó que en el transcurso de la madrugada del jueves pasado, desde sus propios correos electrónicos “fueron enviados varios mensajes más, con explícitas amenazas de muerte dirigidas a su familia, en los que incluyeron nombres y direcciones de sus domicilios, junto con horarios de sus actividades”.

Además, el domingo, piratas informáticos a sueldo cometieron una intrusión en el servidor de la página web del periódico con la intención de dejarlo fuera de línea, motivo por el que desde el lunes 4 de febrero, el portal sufría largos lapsos de caída.

De forma simultánea, el sitio web de El Sur sufrió un “ataque de denegación de servicio (DDoS)”, el cual consiste en una alta cantidad de peticiones falsas automatizadas para evitar que usuarios legítimos puedan acceder a la versión digital, embate que continúa desde páginas en Estados Unidos, Francia y China.

En la editorial de este lunes, El Sur exigió investigar las amenazas a su colaboradora y el simultáneo ataque cibernético a su página digital, hechos “aparentemente sin relación”, pero que “por algunos elementos parecen configurar un acto de intimidación para nuestro medio”.