ZIHUATANEJO, Gro., 1 de noviembre de 2016.- Por lo menos 20 menores de edad este primero y dos de noviembre se concentrarán en los principales cementerios del municipio para ofrecer sus servicios en la limpia de criptas, acarreo de agua, ayuda a cargar las flores, pinta de letras y otro tipo de mandados, todo por una propina.

Desde muy temprano, este martes se observó cómo fue que los menores comenzaron a llegar en grupos de 3 a 4, cargando cubetas, escobas y machetes para hacer su trabajo.

Entrevistado uno de ellos en el panteón Los Loros, Daniel N dijo que todos los años desde que tenía 9 años de edad, llega junto a dos de sus compañeros para hacer trabajos a cambio de propinas.

En promedio el 1 de noviembre se ganan al menos 150 pesos, pero el día fuerte es el 2, puesto que es cuando llegan más personas.

En el panteón de Agua de Correa, otro menor relató que este es el lugar más peligroso para trabajar, ya que se dificulta llegar a las criptas porque están muy juntas y no se puede avanzar.

En este cementerio, se juntan unos 10 menores ya que es el más céntrico pero el más peligroso, ahí hay quienes se caen y cuando esto pasa, es seguro que se lastimen porque por donde sea hay vidrios, cruces de hierro con puntas afiladas.

Otro de los problemas que enfrentan es que también llegan a trabajar algunos adultos, pero las personas prefieren darles el trabajo a los niños y entran en conflicto, aunque no son agredidos.

En Agua de Correa, la ganancia el 2 de noviembre es de por lo menos 250 pesos, dinero que aseguraron lo utilizan para ayudar al gasto familiar y para cumplirse algunos gustos.