CHILPANCINGO, Gro., 11 de febrero de 2019.- Policías estatales que fueron dados de baja de la Secretaría de Seguridad Pública estatal en mayo del2017, informaron que será la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, la que buscará al gobierno de Guerrero para que los 176 efectivos sean reinstalados en la corporación.

En conferencia de prensa este lunes en Chilpancingo, José Muñoz Franco a nombre de los policías cesados, recordó que en agosto de 2018, el Juzgado Séptimo Federal con sede en la capital falló a su favor y ordenó al gobierno estatal que realice el pago de salarios a los efectivos que fueron cesados.

Posteriormente, en diciembre de 2018, el juzgado federal ordenó la reinstalación y pago de salarios caídos para cinco policías más; en esta orden se dio un plazo de 48 horas para cumplimiento de la sentencia, pero hasta la fecha el gobierno del estado y la Secretaría de Seguridad Publica no han cumplido.

Por lo anterior, dijo el denunciante, han acudido al Congreso federal y el diputado de Morena, Hugo Rafael Ruiz Lustre, presidente de la Comisión de Derechos Humanos les ha prometido intervenir en el caso y, les anunció que si en los próximos días no hay respuesta favorable para los policías “el diputado vendrá a Guerrero a abordar al gobernador Héctor Astudillo y cuestionarle por qué existe desacato de la ley”.

José Muñoz Franco manifestó que hasta la fecha la Policía del Estado no cuenta con equipo suficiente para hacer frente a los hechos violentos en la entidad, por ello es que en mayo de 2017 alzaron la voz, pero sólo consiguieron que fueran cesados.

“Si nuestros compañeros han caído es porque no tiene equipo para defenderse ante ataque, porque el material que tienen es caduco. Nosotros teníamos y actualmente varios compañeros cuentan con chalecos remangados, cascos para ceremonias oficiales no para operativos y, los traslados son en autobuses particulares. No sabemos por qué siguen así, cuando existen recursos para la corporación”.