CHILPANCINGO, Gro. 12 de diciembre de 2014.- Unos 900 policías federales, al mando de José Luis “El Comandante espartaco” Solís López, se mantuvieron a la expectativa mientras se desarrolló el homenaje póstumo en memoria de dos normalistas asesinados el 12 de diciembre de 2011 durante un desalojo policial sobre la autopista Cuernavaca-Acapulco. Por más de tres horas, normalistas, profesores y los padres de los estudiantes de Ayotzinapa emprendieron este viernes un bloqueo en Autopista del Sol como parte de la conmemoración del tercer aniversario del desalojo en el Parador Marqués, donde murieron dos normalistas, y a casi tres meses del ataque contra los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos en Iguala, Guerrero. El bloqueo terminó con la quema de tres piñatas: el presidente de la República, Enrique Peña Nieto; el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; y el exalcalde del municipio de Iguala, José Luis Abarca Velásquez (autor intelectual de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa).