CIUDAD DE MÉXICO, 20 de abril de 2020. — El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que esta semana comenzarán a dispersarse fondos para aliviar la situación que viven pequeños empresarios, con los créditos a la palabra por medio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Economía.

El Jefe del Ejecutivo indicó que se agilizará la entrega de recursos, con la ayuda de cuentas que ya tengan habilitadas los empleadores responsables, que no hayan despedido a sus trabajadores por la contingencia del coronavirus Covid 19.

“Cuando empiece la declinación de la epidemia, cuando baje la fase más difícil que se pueda asistir a las sucursales”, explicó en la conferencia matutina de este lunes en Palacio Nacional.

“Pensamos que en mayo, a más tardar, a finales de mayo vamos a tener dos millones de créditos para las pequeñas empresas familiares, del sector formal y sector informal”, agregó.

López Obrador reprochó que grandes empresas despidieran “a toda su nómina” por recomendación de las compañías de subcontratación (outsourcing), por lo que calificó de buena práctica a las compañías más pequeñas.

Explicó que se comenzarán a distribuir estos créditos de 25 mil pesos a cuentas que ya tengan activas, o por medio de cuentas digitales.

Zoé Robledo, director del IMSS, detalló que se generó un criterio de quiénes son las empresas que no disminuyeron su plantilla laboral.

“Que lo que ellos habían contratado de enero a marzo, se hubiera mantenido en una fecha de corte (15 de abril)… como una fotografía de ese momento”, dijo en el Salón Tesorería, sobre el primer trimestre del 2020.

Con estos criterios, el Seguro Social toma en cuenta el potencial de patrones solidarios de un universo de 645 mil 102, de los cuales el grueso, 505 mil empresas, son micro de uno a cinco empleados.

La nota completa en Quadratín México.