MÁRTIR DE CUILAPAN, Gro., 5 de marzo de 2020.- La producción de maíz en el municipio, cayó de un 35 a 50 por ciento en 2019, por el retraso de la entrega del fertilizante, señalaron ejidatarios.

Este municipio que cuenta con alrededor de 100 ejidatarios y casi 450 productores, denunciaron que el año pasado el fertilizante les llegó hasta el mes de agosto cuando debieron tenerlo en mayo.

En un recorrido que realizó Quadratín, Edilberto Nava García, comisariado de Apango y Ponciono Inés Zamacona, comisariado de Aixcualco, coincidieron que en 2019, en dos hectáreas de predio cosecharon cuatro toneladas de maíz cuando en años anteriores obtenían hasta seis toneladas.

La reducción de la cosecha, dijeron, representa pérdidas económicas por una estimación de seis mil pesos por productor y, desde este mes de marzo comenzaron a comprar maíz con la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo), es decir, tendrán escasez de maíz para este 2020.

Para este año, las autoridades agrarias aseguraron que aún desconocen el proceso de entrega del fertilizante, así como de la conformación del padrón de beneficiarios.

Edilberto Nava y Ponciono Zamacona coincidieron que para este 2020 más que el fertilizante, la demanda es que envíen técnicos para realizar estudios suelo y para la orientación técnica del fertilizante.

Edilberto Nava apuntó que en las comunidades de Ahuaxotitian, Tlatlapanalco, Ayotzinapa, Teteltipan, Chiquimulco es donde existen el mayor número de productores afectados por el fertilizante, por ser una zona fría y el año pasado el químico llegó tres meses después.

Los productores mostraron la semilla mejorada que recibieron del gobierno, y dijeron que no la utilizaron ni utilizarán, porque ellos no usan semilla que no conocen y no arriesgarán su cultivo.

Sobre la declaración que hizo el subsecretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Miguel García Winder quien descartó que la producción de maíz haya disminuido en Guerrero y minimizó los señalamientos de productores, Edilberto Nava dijo que él es el equivocado, pues “ellos son (funcionarios) de escritorio, cuando los que saben del maíz son los productores y las autoridades ejidales o comunales”.