ACAPULCO, Gro., 3 de junio de 2020.- El gobierno municipal volvió a cerrar el Zócalo del puerto, pero ahora con vallas metálicas, además de cinta amarilla con la leyenda “prohibido el paso”, como medida para evitar que sigan los contagios de Covid 19.

En un recorrido la mañana de este miércoles, Quadratín Guerrero constató que los restaurantes y negocios de venta de artesanías fueron cercados para que las personas no crucen a la explanada.

Frente a la catedral y la sucursal del banco Santander, funcionarios del gobierno municipal tuvieron que volver a colocar las cintas amarillas, pues fueron rotas.

En esta ocasión, las cintas fueron colocadas sólo hasta las jardineras ubicadas frente a la iglesia, pues la vez anterior no se podía caminar frente a la catedral.