CHILPANCINGO, Gro. 24 de diciembre de 2014.- El Universal reporta que, como parte de la jornada de protestas por el caso Ayotzinapa, normalistas de la “Raúl Isidro Burgos” e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) comenzaron a tomar camiones repartidores y a cerrar algunos establecimientos mercantiles de cadena.

 

Encapuchados en su mayoría y en pequeños contingentes, los jóvenes indignados acudieron a la Comercial Mexicana ubicada cerca del Paseo Alejandro Cervantes Delgado, donde invitaron a los compradores a abandonar el inmueble de forma pacífica, aunque más tarde bloquearon la entrada del supermercado. Posteriormente, se desplazaron al mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, donde a bordo de camionetas comenzaron a obsequiar productos presuntamente robados a los transeuntes.

 

Después de las 15:00 horas, los manifestantes encapuchados se trasladaron a la caseta de Palo Blanco para también repartir en ese punto despensas y los productos que tomaron de los camiones repartidores. En tanto, durante su recorrido encontraron una camioneta repartidora de una empresa de galletas y otra de refrescos, mismas que asaltaron y repartieron entre niños de colonias diversas.

 

El Universal destaca que, hasta el momento, la jornada de protesta se reporta sin mayores incidentes.

 

Leer más en El Universal