TIXTLA, Gro., 4 de abril de 2017.- Alumnos de la normal rural Rául Isidro Burgos de Ayotzinapa y familiares de los dos jóvenes asesinados hace seis meses en un ataque armado a una Urvan, llevaron una ofrenda floral en el lugar del crimen, sobre la carretera federal Chilpancingo-Chilapa.

El hermano de Jonathan Morales Hernández, una de las dos víctimas, César Morales denunció que el gobierno estatal no ha hecho justicia por el doble crimen, incluso acusó que, en marzo, la Fiscalía General del Estado (FGE) liberó a uno de los presuntos homicidas.

En el homenaje realizado en el kilómetro 3+964 sobre la carretera federal Chilpancingo-Chilapa, los normalistas exigieron justicia por los estudiantes, el avance en la investigación, castigo a los culpables y cese a la criminalización de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Este acto se realizó a seis meses del asesinato de los estudiantes Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro. El hecho ocurrió la tarde del 4 de octubre de 2016, cuando los dos jóvenes viajaban en una Urvan del servicio público y fueron acribillados por presuntos asaltantes.