ACAPULCO, Gro., 10 de junio de 2016.- La magistrada presidenta del Tribunal Estatal  Electoral, Hilda Rosa Delgado Brito, informó que la anulación de la consulta ciudadana en Ayutla se debió a que la comunicación no fue la adecuada, ya que en la mayoría de las comunidades se consultó en castellano y no en sus lenguas por falta de traductores.

Entrevistada en Acapulco, la presidenta del TEE detalló que la consulta ciudadana hecha por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, para consultar a los pueblos de Ayutla sobre mantener las elecciones bajo el sistema de partidos o cambiar al de usos y costumbres -que fue el que ganó-, se invalidó por las pruebas que aportaron los partidos y la autoridad responsable en los diversos juicios.

“En base a ello y con fundamento en los tratados internacionales, las constituciones tanto de la República como del estado, las leyes secundarias, hicimos un análisis minucioso, exhaustivo en cuanto a los documentos que nos aportaron y concluimos en que una medida de garantismo con los pueblos originarios es que la comunicación sea en sus lenguas originarias también”, argumentó la magistrada.

Agregó que el IEPC no probó que las 137 comunidades del municipio tuvieron información con mensajes entendibles y comprensibles para la población indígena.

La presidenta del TEE explicó que la anulación se debió a que no se cumplió con los mecanismos indispensables en las consultas a los pueblos originarios, es decir, “estamos hablando que mayoritariamente fueron mensajes en castellano, eso en la etapa de información. O sea, para una consulta es un requisito elemental que la ciudadanía esté informada sobre qué va a opinar, sobre qué iba a ser la consulta. En la etapa de  la consulta, ahí sí hicieron falta traductores”.

Al no tener a la mano los datos precisos, informó que solo hubo seis traductores de tlapaneco en seis comunidades, “13 o 15” de mixteco y todo lo demás en castellano.

La Sala de Segunda Instancia del TEE, que preside Delgado Brito, este jueves declaró fundados los recursos de apelación promovidos por el PRI, el PVEM y PRD en contra de la consulta que el IEPC llevó a cabo en el municipio de Ayutla para decidir si se mantiene el método de elección de sistema de partidos o si se cambia al de usos y costumbres. Fue promovida por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), pero se tomó como iniciativa ciudadana, no como organización.

Los partidos promoventes de la anulación argumentaron que de parte de IEPC hubo información insuficiente, así como la falta de traductores, por lo que el TEE resolvió que en menos de tres meses debe volver a hacer la consulta.

Agregó que es importante destacar que esto es en cumplimento a una resolución, dictada por la sala regional Ciudad de México del Poder Judicial Electoral de la Federación.

Por su parte la consejera presidenta del IEPC, Marisela Reyes Reyes dijo que a pesar de no estar de acuerdo con lo resuelto por el Tribunal Estatal, se acatará. Argumentó que en el caso de San Luis Acatlán no hubo ningún problema aunque se aplicó el mismo procedimiento.

“Nosotros tendremos que analizar más a fondo la sentencia del personal y la tendremos que acatar” declaró.