ACAPULCO, Gro., 20 de julio de 2017.- Son los buzos mejor entrenados de México, lo mismo se lanzan de un helicóptero a rescatar personas, que para reparar el casco de un crucero y pueda llegar al puerto más cercano, son de la Armada de México y participan este, como todos los veranos, en la Operación Salvavidas para garantizar la seguridad de los turistas en el mar de Acapulco.

“Es un refuerzo que se hace específico en las temporadas vacacionales y los puentes largos, nosotros tenemos un despliegue operativo normal, y durante estos periodos de vacaciones se refuerzan, en este caso, estamos reforzando con 280 elementos extras además de los que tenemos desplegados normalmente”, informó el almirante Juan Guillermo Fierro Rocha, comandante de la Octava Región Naval.

La Armada de México, cuenta con una Estación de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima que “está llamada a atender cualquier emergencia que en el ámbito marítimo se pueda presentar”, informa el almirante.

En estas actividades participan 30 buzos formados en la Escuela de Búsqueda, Rescate y Buceo, que cuenta con una alberca olímpica con un foso de cinco metros de profundidad y cámara hiperbárica.

En una de sus cámaras de observación Quadratín pudo apreciar los ejercicios que realizaban cadetes de las escuelas de Enfermería y Medicina de la Armada, quienes toman un curso de un mes en las instalaciones de la Octava Región Naval.

“En esta escuela sobretodo se da la doctrina para los procedimientos de seguridad y sobre todo para rescatar personas, salvaguardar la vida humana en la mar”, explica el capitán José Ubaldo Baños Vázquez, quien es director de la escuela.

En ésta se forma además a los miembros de la Primera Compañía de Trabajos Submarinos, que está adiestrada para realizar inmersiones desde helicópteros, una de las maniobras más difíciles y peligrosas debido a la turbulencia que en el agua generan las hélices y a que la superficie marina se endurece al caer desde cierta altura.

El capitán Julio Montes de Oca Monterde, comandante de la Primera Compañía, explicó que la maniobra se realiza con la finalidad de rescatar personas, e incluso para reparar barcos, para lo cual cuentan con todo el equipo necesario, labor que realizan en todo el territorio nacional.

“La Armada de México cuenta con equipo que se encuentra a la vanguardia a nivel internacional, tenemos todo nuestro equipo completo, estamos actualizados con nuestro sistema Scuba, tanto para un tanque, dos tanques, con válvulas de excelente calidad, equipos de excelente calidad, de alta gama, así como los trajes de neopreno que están termosellados, nos permite tener unas inmersiones mucho más seguras dentro de nuestras acciones”, afirmó.

Estos buzos, son quienes realizan además las revisiones de seguridad a los cascos de los cruceros y buques petroleros que llegan al puerto de Acapulco.

Para la Operación Salvavidas de este verano, hay 30 buzos disponibles para realizar en pareja hasta 15 inmersiones en diferentes lugares de la bahía o incluso en altamar, en caso de ser necesario.