CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre de 2018.- De acuerdo al Informe Mundial sobre Trata de Personas 2016, las mujeres y niñas son víctimas de explotación sexual en un 72 por ciento, a través de los trabajos forzados en un 20 por ciento y de otras formas de explotación en un 8 por ciento.

Las niñas, niños y adolescentes representan el 28 por ciento de las víctimas de trata de personas en el mundo.

Los matrimonios forzados, la explotación sexual y los trabajos forzados en el hogar y labores como la maquila y el campo, siguen siendo delitos que se cometen contra las mujeres y niñas de manera normalizada e invisibilizada pesar de ser sancionados por la legislación mexicana.

En el marco del Día internacional contra la explotación sexual y la trata de mujeres, niñas y niños, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), a través del Instituto de Desarrollo Social (Indesol), realizaron acciones comunitarias en el marco de la Campaña de Prevención de la Trata de Personas en Comunidades Rurales e Indígenas de este Organismo Nacional en el municipio de Tlacolula de Matamoros, Oaxaca, con la finalidad de sensibilizar y brindar información sobre la especial vulnerabilidad en la que las mujeres y niñas se encuentran ante la trata de personas y las diversas formas de explotación.

De acuerdo a un comunicado de la Comisión, la campaña de Prevención de la Trata de Personas en Comunidades Rurales e Indígenas, lanzada en 2016 por la CNDH, tiene como objetivo impulsar la comprensión de este delito a través de estrategias de comunicación que impliquen el reconocimiento de las lenguas maternas, al tiempo que permitan identificar las formas en las que los tratantes captan a las personas de las comunidades rurales e indígenas, en especial a las mujeres y niñas, para ser explotadas con fines sexuales y/o en los trabajos o servicios forzados.

Más información aquí.