CIUDAD DE MÉXICO, 20 de noviembre de 2019.- Álvaro López, líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), una de las organizaciones que integran el Frente Auténtico del Campo (FAC), afirmó que el presidente de la junta de Coordinación Política (Jucopo), el diputado de Morena Mario Delgado, le propuso un acuerdo en privado.

Entrevistado en el plantón que mantienen afuera de la Cámara de Diputados, López señaló que Delgado pidió que permitan la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en los términos que está, comprometiéndose después a gestionar recursos para ellos, lo cual rechazó pues aseguró que, “no necesitamos vejigas para nadar”.

“El diputado Mario delgado, cuando nos venimos del hotel Riazor a la Cámara, me mandó decir que quería personalmente hablar conmigo y que ellos ofrecían que dejáramos que el Presupuesto se apruebe tal cual, que después ellos se convertirían en gestores nuestros para bajar recursos, nosotros decimos que no necesitamos vejigas para nadar. Pero son unos inútiles, no saben ni conocen nada, querían acuerdo en lo oscurito, lo querían así, por supuesto que no me presto para esas cosas (…) Sabemos hacer nuestro trabajo en el marco de las políticas publicas qué hay en este país”, aseveró.

Y es que por segunda ocasión en un mismo día, Delgado dejó plantado al líder campesino en espera de diálogo; la primera ocasión se suscitó en el Hotel Riazor, la sede alterna para las reuniones de Jucopo, cuando luego de hora y media de esperar en un salón y sin la presencia de ninguno de los coordinadores parlamentarios, decidieron levantase de la mesa, diciéndo que lo buscara en el plantón si quería negociar.

Acto seguido, se trasladaron al plantón en San Lázaro; a partir 17 horas del pasado martes el diputado Delgado envió mensajes a Álvaro López para acordar una nueva cita para negociar, momento en el cual Delgado hizo la desafortunada propuesta, y tras el rechazo de ésta, el líder campesino esperó sentado pacientemente en el campamento.

Sin embargo, Mario Delgado se fue al hotel Sevilla Palace a la reunión plenaria que tenía con su bancada, y fue hasta las 21 horas que le avisó que iría a su encuentro, lo que ya no fue aceptado y provocó que nuevamente se levantaran de la mesa, dejando la negociación en un burdo fracaso.

En esos momentos, la Mesa Directiva y la Comisión de Presupuesto emitieron comunicado para informar sobre las nulas condiciones para regresar a San Lázaro, por lo que convocaban para el viernes 22 de noviembre, confiando en que se lleguen a los acuerdos y se vayan los manifestantes. 

Al respecto, López rechazó que vayan a haber condiciones para abrir la Cámara el próximo viernes como pretenden los diputados, y afirmó que lo que quieren es desgastarlos y cansarlos para que levanten el plantón.

Más información en Quadratín México.