CIUDAD DE MÉXICO, 28 de enero de 2019.- El Papa Francisco expresó que le asusta “el derramamiento de sangre” en Venezuela y reiteró su exhorto sobre llegar a una solución justa y pacífica a la crisis política y humanitaria que azota al país sudamericano desde hace años.

“¿Qué es lo que me asusta? El derramamiento de sangre. Y ahí también pido grandeza para ayudar a los que pueden ayudar a resolver el problema”, dijo el Santo Padre en la rueda de prensa a bordo del avión que lo llevó de Panamá a Roma tras la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que presidió en el país centroamericano.

Las declaraciones del Papa se dan luego de que se hayan registrado por lo menos 29 muertos en las recientes protestas debido a la represión del Gobierno de Nicolás Maduro, según el reporte de la Agencia Católica de Informaciones.

“El problema de la violencia, a mí me aterra. Después de todo el esfuerzo hecho en Colombia, lo que pasó en la escuela de cadetes el otro día fue terrorífico. No es solución la sangre. Por eso tengo que ser…no me gusta la palabra ‘equilibrado’. Tengo que ser pastor de todos, a ver. Y si necesitan ayuda, de común acuerdo, la pidan. Eso creo”, indicó el Santo Padre al responder una pregunta sobre lo que dijo respecto a Venezuela este domingo, tras alentar a buscar “una solución justa y pacífica”.

El domingo, luego del rezo del Ángelus en el hogar El Buen Samaritano, el Santo Padre dijo: “Aquí en Panamá he pensado mucho en el pueblo venezolano, al que me siento particularmente unido en estos días ante la grave situación que atraviesa”.

Más información aquí.