ACAPULCO, Gro., 26 de marzo de 2019.- El propietario del restaurante Xóchitl, ubicado en Puerto Marqués, Adrián Deloya Álvarez, dijo que la temporada vacacional de Semana Santa se verá afectada para los restauranteros, luego del hundimiento de una embarcación abandonada que ocasionó un derrame de diésel en la bahía.

En declaraciones antes de iniciar la sesión de Seguridad y Salud de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en las instalaciones de Pemex en el puerto, Deloya Álvarez informó que son los 25 restaurantes que fueron perjudicados por la construcción de la Marina Majahua los que serán más afectados por el derrame.

Indicó que la situación todavía no ha sido controlada, pues aunque la Marina logró un avance superficial, en el fondo continúa el daño.

“Mucha gente de los afectados de los restaurantes caídos estaban de alguna manera esperando la Semana Santa, pero definitivamente no podrán trabajar”, expresó, y pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que los ayude.